Que la vida te cobije

Que la vida te cobije como una manta con cientos de puntos tejidos de alegría y de paz… y que cada color deje impregnado en tu cuerpo la energía que necesitas.

Que te cubra de blanco sobre todo en esos días donde necesitas confort, claridad, calma y comunicación con tu alma y con tu niño interno.

Que te sostenga con hilos de tonalidades rojas… cuando necesites calor de abrazos que te recuerden que si existes y no estás solo.

También deseo que pueda envolverte en tonalidades naranjas, amarillas y ocres para que puedas llenarte de esa alegría de primavera y otoño donde no existe más que vida en abundancia.

Aspiro que te cobijes con tonalidades azules y violetas, para que cuando te tropieces con esa oscuridad asfixiante puedas transitarla con la suficiente valentía, calma y alcances a ver el propósito.

Que tu cuerpo se vea beneficiado con hilos de tonos verdes para que sane de manera milagrosa al contacto con la vida y con la energía de tierra y vegetación en abundancia.

Que la vida te proteja y te acolchone de todo lo que sea doloroso y te provea de mucha conciencia para mejorarte y así extender eso a tu entorno.

Que siempre puedas seguir tejiendo esta cobija con hilos de muchos colores, puntos con agujetas de vida, que estés unidos a energías múltiples como paz, amor, sabiduría, justicia, gracia, gratitud, plenitud, conciencia, amor y así puedas a la vez extender tu cobija a muchos que quizá necesiten sentir que de verdad la vida nos protege y podemos confiar en ella.

Bienvenido a leerme y a poder compartir momentos y detalles, gracias por estar y por ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *